Posteado por: yondrix | abril 8, 2008

El Invicto

Guillermo Arriaga

Este cuento de Guillermo Arriaga narra brevemente la historia de Segismundo, un adolescente albino que se muda a un barrio mexicano, pero el hecho de ser tímido en exceso no le permite establecer amistades con los vecinos de su edad, por lo que su padre lo obliga. Al principio es bien recibido por sus buenos amigos, pero cuando llega Rafa, que estaba de vacaciones, y que era el que “mandaba” en el barrio comienza a fastidiarlo por sus diferencias físicas y su actitud minimalista. Esto conlleva a que Segismundo quiera defenderse, y al derrotar a otro de sus vecinos se suba la moral, y quiera retar a Rafa, quién le propina una golpiza. Una vez más, su padre da una muestra de ignorancia y machismo, obligándolo a tomar clases de karate y judo, para que se pueda defender, y no digo que está mal que aprenda a defenderse, lo que me parece mal es que lo haga por obligación y no por convicción propia. Luego de esto Segismundo, a quién apodaban el Rat (La rata), por cortesía de Rafa, se auto proclama como el Vikingo, y aprende la actitud machista de su padre, menospreciando a las mujeres con la plena convicción de que él pertenece a una raza superior que debe dejar su semilla en cuanta mujer se le atraviese, y pasa a ser quién manda en el barrio, con el añadido de que Rafa fue enviado al ejército por sus padres luego de la pelea. De ésta manera, “el vikingo” ejerce su dominio en el barrio, llegando a cobrar a los adolescentes por ver como mantiene relaciones sexuales con una mujer y sus hijas. Vemos pues, un episodio que plantea la desfachatez del hombre que cree que es superior, y la miseria en la que puede hundir a un ser humano delante de los demás. Cinco años después vuelve Rafa, para descubrir que el Rat ya no era el mismo de antes, o al menos eso pensaban todos. Cuando por fin se encuentran, y todos (incluyéndome) pensaban que el renovado vikingo iba a tomar venganza, Rafa lo intimida de tal manera que no puede hacer más que marcharse, sólo y derrotado. A fin de cuentas, Rafa es el invicto.

La narración no es lineal, por lo que hasta la mitad del cuento el lector no comprende muy bien la situación, pero luego todo se va aclarando y las piezas encajan en su lugar, manteniendo el suspenso sobre el resultado final, que vale decirlo de nuevo, es bastante sorprendente. Tiene un toque de crítica social, que junto al acento mexicano de los protagonistas genera un resultado agradable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: